martes, 28 de enero de 2014

Cap55 - QUINTERÍAS O CASILLAS IV

Quinterias en el paraje de "La Duquesa", muy próximo al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel
Cuando se aborda la restauración de la arquitectura popular se tiende a eso que en los primeros capítulos del blog vine a llamar "hacerlo más rústico". En las próximas líneas vamos a tratar de manera objetiva dos conjuntos de quinterías separadas por apenas 500m tal y como observa en la panorámica superior.

Para abordar este tema voy a precisar algunos términos para tratar de dar algo de luz a la terminología de casilla y quintería.

La casilla como tal es la edificación de planta rectangular a dos aguas, construida en tapial, cubierta con teja curva y con elementos interiores como la chimenea, poyos, pesebres y defanes. Dependiendo de la ubicación de esta edificación se le denominará huerta o quintería. Si nos referimos a una huerta encontraremos una casilla rodeada de noria, alberca, corral e incluso arboles frutales; construidas para poner en riego pequeñas huertas. Cuando hablamos de quintería nos referimos a una casilla, relativamente alejada de núcleos de población, en un terreno de secano y que albergaba al agricultor o jornalero durante la "quintería" (periodo de tiempo semanal durante el cual los trabajadores permanecían en el campo y no volvían al pueblo hasta el fin de semana). Estas quinterías solían disponer de un pozo de agua de mano (no para regar) y se agrupaban en lindes o zonas no cultivables formando pequeñas aldeas.

Este es el caso de las quinterías situadas en el paraje conocido como "La Duquesa", casi en pleno Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, y que posee una larga historia como encimar y dehesa que circundaba este humedal. En ambos casos son varias casillas dispuestas de manera contigua las que forman estos conjuntos de quinterías. Sin abogar a criterios de intervención reconocidos por convenios o cartas internacionales vamos a analizar ambos conjuntos de manera sencilla para extraer conclusiones entendibles.

Quinterías "Casa de Mocete"

Acercándonos a las quinterías de la izquierda, de propiedad particular, observamos 4 casillas en distintos estados de conservación. Las distintas texturas del encalado, el zócalo de color almagre, la teja curva, la carpintería remachada, los tragaluces para la ventilación o las aristas redondeadas de sus muros es una lección de arquitectura popular en cuatro distintos estado de conservación. 



Entrando en el interior de la casilla más deteriorada se observan los poyos bajo la chimenea con defanes a ambos lados, un suelo empedrado, cerchas de madera y unos pesebres con esquinas que nos recuerda a algunos elementos de la arquitectura de Miguel Fisac. Todo ello son elementos únicos, singulares, populares, tradicionales y los que verdaderamente conforman una casilla manchega.







Analizado este conjunto en el que hemos encontrado los elementos y sistemas constructivos verdaderamente tradicionales nos trasladamos 500m al norte para conocer otro conjunto de quinterías recientemente "restaurado".






Quinterías "Casa del Sevillano"

A simple vista multitud de aspectos llaman poderosamente la atención en este conjunto de 3 quinterías: fachada perfectamente simétrica, aristas de los muros realizadas casi con tiralíneas, orificios en el tejado en sustitución a los tragaluces tradicionales situados en la fachada, un buen acerado de cemento alrededor de la edificación que provoca humedades por capilaridad y unos muros desprovistos del encalado tan tradicional en esta arquitectura popular. Y dada las circunstancias casi doy gracias por no poder conocer su interior.

Desconozco los criterios del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel a la hora de arrasar o reconstruir prácticamente de cero casillas de pescadores o quinterías. Reitero que desvirtuar de esta manera la arquitectura popular para alegrar los ojos del turista no es sino crear un decorado de cine inútil.

Vista general

 Muro exterior

Detalle hueco ventana

Detalle hueco puerta acceso
Casa de Mocete, Daimiel. Enero de 2.014 
39º 9' 0,84'' N
3º 40' 11,84'' O
------
Casa del Sevillano, Daimiel. Enero de 2.014 
39º 9' 17,56'' N
3º 40' 23,08'' O


Anecdotario: Tras pinchar la rueda trasera y llevar un humor de perros, la tarde me regaló esta luz cambiante para tomar estas fotos que ilustran este post.

11 comentarios :

  1. No se pueden decir más tonterías en tan poco espacio. Criticar por criticar, cuanta tontería de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, ante todo respeto cada opinión, por lo que te doy las gracias por pasarte por el blog.

      El análisis de la arquitectura popular desde una mirada actual es únicamente el objetivo de este blog.

      Este análisis pretende tener la objetividad en sus artículos, aunque bien es cierto que la subjetividad también esta presente debido que también es una manera de ver la arquitectura y desarrollo.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Poner a parir el Parque Nacional de tu pueblo no es muy respetuoso, chaval!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, y como al comentario anterior, agradezco la visita aunque quizá no sean los modales ni las formas.

      Dicho esto yo no pongo "a parir" a nadie, analizo 2 construcciones similares, en el mismo entorno pero de distinta propiedad,

      Es más mi cariño al Parque Nacional, su entorno y su arquitectura tradicional lo que me hace abordar estos temas.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Pues parece que ni contesta, que pasa chaval! que si no hay halagos no contestas!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, claro que contesto (aunque los modales no sean los adecuados)

      Nadie te obliga a leer estas páginas. Es un trabajo personal y a la vez público para quien le interese.

      En el debate constructivo esta el aprendizaje por lo que se agradecen comentarios disconformes que generen debate pero sin caer en ataques personales.

      Eliminar
  4. Constatar la cruda realidad, son tonterias ? Que las restauraciones del Mocete y el Sevillano, no tienen ni comparación, no se le escapa ni al mas "pintao", ni justificación, porque una institución pública, lo primero que tiene que dar es ejemplo. Y convertir parte del patrimonio del Parque, en un decorado de parque temático, si que es faltar al respeto al Parque y algo que no se debería de consentir. Ánimo David y GRACIAS por tus trabajos tan bien fundamentados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jesús. Desde luego el objetivo del blog es contribuir al respeto y valor de nuestro entorno.

      Eliminar
  5. Tengo una duda David ¿Qué es un defán? En la RAE no se contempla. Imagino que será un localismo, pero espero que tú me lo definas. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi, muchas gracias por animarte a comentar.

      Ciertamente debería hacer un post con estos "palabros" que muchas veces doy por sabidos y lógicamente son localismos o palabras de ámbito comarcal.

      Un defán o defanes son los estantes que quedan situados a los lados de la chimenea. Se forman por la viga de madera que soporta la chimenea y con pequeñas correas o "costeros" de madera se forma un entramado que se cubre con ladrillo de tejar o "de lata" para formar la superficie.

      En la foto izqda. se observa.
      http://3.bp.blogspot.com/-xsct4hNX40I/UuYmVD6VXwI/AAAAAAAABjo/SzMtwPxqm5w/s1600/interior+casilla+mocete.jpg

      Espero haberte aclarado un poco. Y a la vuelta de las vacaciones tendré que iniciar un diccionario de la arquitectura popular manchega ;)

      saludos!

      Eliminar
  6. Gracias por aclarármelo David. Indudablemente sería estupendo que lo hicieras para así realmente rescatar de la desidia intelectual al ostracismo que se ve abocada la arquitectura popular. Y si lo ilustras como en este caso, fenomenal. Por cierto, quiero incidir en que sigas con tu interés por este asunto independientemente de los zotes que se crucen por el camino. Las herramientas que tenemos a nuestro alcance nos permiten hacer pedagogía. y así, hacer llegar a todos aquellos (como es mi caso) que realmente si tienen interés por aclarar las muchas dudas que terminan perdiéndose por el olvido o la dejación. Lo dicho: suerte, y que no decaiga tu ánimo.

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo, envíalo por e-mail o comenta que te ha parecido. Espero tus opiniones.