martes, 27 de septiembre de 2016

Cap141 - QUINTERÍAS O CASILLAS VII │ "Paisajes grabados a fuego"

El caluroso verano nos ha dejado el poso sosegado de la observación del paisaje que nos marcabamos en el último post previo al parón veraniego. Paisajes grabados a fuego en la retina que recuerdan a una acuarela realizada hace apenas unas semanas pero en otro tiempo y lugar. Incluso paisajes que aparecen entre las páginas de un libro con casi idéntico encuadre, pero con décadas de distancia . En verano todo parece parar, incluso el tiempo.

#Horizontes 

Casillas en el paraje de Barajas, 2016

Casilla en un rastrojo, 1957
(en Miguel Fisac: apuntes y viajes, 2007)

Pero es tiempo de levantar rastrojos. Hay que retomar la búsqueda de nuevos rincones, nuevas iniciativas y nuevas historias sobre nuestra arquitectura popular. En ello hemos trabajado este verano y es justo seguir compartiéndolo. 

Casillas en Daimiel, 1957-2016

martes, 12 de julio de 2016

Cap140 ARQUIMANCHEGUISMOS - VIII │ "Horizontes"

El verano marca también el calendario del blog y hace necesario parar para coger fuerzas. El balance de este año al frente de Arquitectura Popular Manchega ha sido muy positivo, pese a no cumplir al 100% los planes previstos al inicio. En octubre planteaba un año para retomar lápices y pinceles; algo que no he podido cumplir con la periodicidad y exigencia que me planteaba.

Pero al fin y al cabo "el tiempo es el que es" y nuevos caminos se han abierto desde estos post marcados principalmente por la actualidad. Uno de esos nuevos caminos emprendidos desde el blog ha sido la ruta desde Casas de Ureña hasta la Venta de Borondo, leitmotiv que fraguó este blog allá por 2.012. Una ruta que ha marcado nuevos horizontes y nuevos retos.

Disculpando tanta ausencia semanal (quien me conoce sabe que muy justificada) nos sumergimos en otro verano de horizontes infinitos, con nuevos retos, descansar en lo posible y volver con las pilas, al menos, medio cargadas. 

Cap140 ARQUIMANCHEGUISMOS - VIII │ "Horizontes"
#07 Horizontes
David Cejudo. Acuarela. (2.016)

martes, 5 de julio de 2016

Cap139 - EVENTOS - IV│ "Caminando en tiempo y espacio #SalvemosBorondo"

Estación de ferrocarril
Uno de los retos importantes abordados este año, surgido de manera inesperada, ha sido la ruta de senderismo del pasado 22 de Mayo entre Casas de Ureña y la Venta de Borondo. Una ruta que sirvió para conocer parte de nuestro patrimonio manchego y que congregó a más de 150 personas.


Con la organización de Fedada y la colaboración de este blog, la expedición partía en coche a las 8 de la mañana desde la estación de ferrocarril daimieleña en un suave día de Mayo. 


El punto de partida desde las ruinas de Casas de Ureña sirvió para cruzar la puerta del tiempo y sumergirse en una ruta en tiempo y espacio gracias a la cartografía histórica de la zona preparada para tal fin. Unas ruinas de Ureña que permitieron explicar sistemas constructivos tradicionales e imaginarse de manera tangible aquellos despoblados y ruinas que narran las Relaciones Topográficas de Felipe II y el propio Quijote hace más de 400 años. Centenares de años que acompañan también a este conjunto de caserío y ermita (hoy desaparecida), pero que gracias a distintas referencias históricas pudimos conocer algunos datos sobre la casa, la advocación que da nombre al conjunto e incluso romerías de este pequeño despoblado.  



Ruinas de Ureña
La cartografía del Ministerio del Tiempo nos empezaba a guiar camino a la Venta de Borondo a través del camino histórico que unía  Ureña y Borondo desde los mapas del siglo XVIII hasta los más recientes cartográficos del siglo XXI. Grandes polvaredas se levantaban a lo lejos confundiendo rebaños con grandes tractores; una paradoja que sacó más de una sonrisa a los participantes. Distintas paradas en el recorrido sirvieron para conocer más sobre Moratalaz, las disputas sobre el deslinde de dicho término, las incursiones de las guerras carlistas en la zona e incluso una grave plaga de langosta en 1.911 que afectó de gran manera al paraje y tuvo que emplear la Venta de Borondo como cuartel general para ingenieros, autoridades y agricultores en su combate contra la plaga.


Levantando la mirada hacia la Venta de Borondo
Evitando el Camino Real entre Ciudad Real y Murcia realizamos una incursión por Sierra Pelada entre olivos centenarios, vegetación de sierra y una Venta de Borondo que seguiamos con la vista dejándose ver de manera intermitente pero majestuosa entre olivos. Tomando altura desde Sierra Pelada la venta se nos asemejó como un castillo con cuatro torres y chapiteles de luciente plata, y no le faltaba puente levadizo y honda cava puesto que descendiendo por el camino cruzamos un coqueto puente con dos ojos en ladrillo de barro cocido muy maltratado en tiempo reciente.

Vistas de la Venta de Borondo desde Sierra Pelada



Puente al pie de la Venta de Borondo
Llegando al pie del Camino Real la venta se nos mostraba como el punto final de nuestra ruta con un Don Quijote llamando a su puerta reclamando posada y quizá también reclamando un resquicio de justicia por una de las ventas de su tiempo y que 400 años después se sitúa en el mismo lugar, con el mismo entorno pero en amenazante ruina. 


Don Quijote cruzó una puerta del tiempo de la ficción a la realidad para no perderse la jornada
Siguiendo los pasos de  Don Quijote el resto de la expedición cruzaba el umbral de la Venta de Borondo para conocer su patio, cocinas, cuadras, torre, palomar...; el interior de una venta manchega tal como la pudo contemplar D. Miguel Cervantes en sus viajes por La Mancha hace más de 400 años y que el 22 de Mayo de 2.016 (o 1.616) recobró parte de la vida y ajetreo que tuvo en otro tiempo.


Patio interior de la Venta de Borondo
La jornada terminó con la lectura de un manifiesto por la salvaguarda de la Venta de Borondo y un aperitivo para reponer fuerzas... "con pan, queso y vino se hace el camino" dicen.

Una jornada cultural, gastronómica y también reivindicativa  
Desde estas líneas agradecer tanto a todos los participantes por la buena acogida de la ruta como al equipo organizador y propietarios que hicieron posible una mañana para recordar, una mañana en la Daimiel quiso mirar a la Venta de Borondo. ¡¡Gracias!!




Redactores gráficos:
Pedro Antonio Gutierrez
Jaime Camacho
Juan Julián Rodríguez de la Rubia
Raul Astillero
José Luis Ruiz-Valdepeñas

Los medios se hicieron eco de la jornada:
daimiel.es  ¡Salvemos la Venta de Borondo!
MiCiudadReal.es -  Clamor por la salvación de la Venta de Borondo en Daimiel
La Tribuna de Ciudad Real -  Exigen la restauración de la Venta Borondo por el peligro de derrumbe

Material descargable:
Cartografía del Ministerio del Tiempo entre Casas de Ureña y Venta de Borondo
Manifiesto por la Venta de Borondo

martes, 28 de junio de 2016

Cap138 ARQUIMANCHEGUISMOS - VII │ "Corralón"

Aún no he dado con la fórmula para estirar el tiempo a mi antojo;
pero, pese a todo, hay costumbres que no deben dejarse en el olvido.

Cap138 ARQUIMANCHEGUISMOS - VII │ "Corralón"
#06 Corralón
David Cejudo. Lápiz. (2.016)

martes, 17 de mayo de 2016

Cap137 - CASERIOS VII │ "Los grafitis de Santa María del Guadiana"

En este cuaderno de viaje por nuestra arquitectura tradicional es muy enriquecedor conocer puntos de vistas de distintos profesionales, investigadores e interesados en nuestro patrimonio. En esta llamada colaborativa multidisciplinar que ofrece Arquitectura Popular Manchega hoy recoge el testigo Carlos Parrilla, madrileño de sangre manchega por los cuatro costados. Carlos es Licenciado en Derecho, Diplomado en Derecho Nobiliario (CSIC) y coautor junto con su padre Miguel Parrilla de la catalogación de las casas blasonadas de la provincia de Ciudad Real, publicada en dos tomos: "Blasones y Linajes del Campo de Montiel" y "Blasones y Linajes de la Provincia de Ciudad Real" (Ambos en la Biblioteca de Autores Manchegos, Diputación Provincial).  También es autor de más de 40 artículos sobre historia y difusión del patrimonio en prensa local (El Espinar, Segovia) y algunas novelas, entre ellas “Los Once Ases”, Premio de novela Histórica Ciudad de Valeria 2015 (Cuenca).

Hoy escribe sus primeras líneas en Arquitectura Popular Manchega para hablarnos de grafitis, historia y arte en un caserío manchego muy interesante, Casas de Santa María 


Los grafitis de Santa María del Guadiana
Carlos Parrilla

Cuadras
Entre la obra de arte y la gamberrada, el “grafiti” tiene una larga historia, con sus amantes y sus detractores. ¿Acaso no son grafitis las pinturas rupestres de Fuencaliente? Las pintadas sobre las paredes de Pompeya han aportado a los historiadores más información que muchos libros y gracias a unas líneas garabateadas sobre el muro sabemos, por ejemplo, a qué hora se sintió el terremoto de Lisboa en el palacio de Viso del Marqués.

Situación junto al Guadiana
Hace ya bastante tiempo tuve la ocasión de contemplar en toda su decadencia la casa de Santa María del Guadiana, una impresionante hacienda junto al cauce del río, apenas cruzado el puente de Picón desde Ciudad Real por la CM 412. Aquel “microcosmos” formado por cuadras, patios, cueva, pajares, palomares... quizá sea uno de los complejos agrícolas más completos de la provincia.

El edificio principal data de principios del siglo XVII, con sus escudos de armas en esquina y sobre la puerta principal. Conserva en su interior la que fuera antigua ermita que da nombre a la finca, se trataría de una construcción religiosa seguramente mucho más antigua que la casa, que la terminó convirtiendo en capilla particular y hoy, sencillamente en ruina. Entre aquellas fotos que tomé hace diez años y las que hoy pueden encontrarse en la red sólo se aprecia que ha crecido un árbol frente a la puerta. El resto, la sencilla fachada con alfiz mudéjar y los santos erosionados por la lluvia, apenas han cambiado desde entonces.


Cabecera y ventana de la ermita

La finca alberga también dos grandes palomares, uno de ellos se articula en torno a dos galerías concéntricas que producen una sensación opresiva de laberinto; el segundo, más moderno, estaba construido a base de recipientes de barro superpuestos de los que apenas sobreviven algunos sobre un montón de cascotes.


Restos de arcaduces en palomar y galería de otro palomar. 


Vista del palomar desde el patio central 

Sin embargo, lo que más me llamó la atención, fueron los grafitis. Los sucesivos enfoscados del muro sur de la construcción, mirando al cauce del río, se habían ido desprendiendo con el paso tiempo y la primera fábrica salía a la luz después de llevar quizá siglos oculta, dejando ver docenas de signos y dibujos impresos con la yema del dedo sobre el barro fresco de la tapia.


Grafitis esquina sureste

A la altura de la vista y en una longitud de varios metros, aquellos viejos alarifes se entretuvieron en “decorar” el barro con lo que su imaginación les fue sugiriendo: plantas, soles, cruces, esvásticas (ese símbolo precristiano que luego adquirió tan mala fama), extraños esquemas y figuras… No sabían escribir su nombre - no hay letras ni fechas - pero sí dejaron unas marcas tan humildes como enigmáticas que han perdurado en silencio, mirando sólo el discurrir del agua.


Grafitis muro sur. 

jueves, 28 de abril de 2016

Cap136 - EVENTOS - III│ "Ruta de Senderismo Casas de Ureña - Sierra Pelada - Venta de Borondo"

El próximo 22 de Mayo de 2016 FEDADA en colaboración con el blog Arquitectura Popular Manchega organizan una ruta de senderismo desde las Casas de Ureña hasta la Venta de Borondo. Una ruta de 6km de un perfil sencillo para disfrutar de la naturaleza, el deporte, la historia y nuestro patrimonio.


La ruta acercará por tercer año rincones del medio rural daimieleño poco conocidos pero de gran valor cultural. En esta ocasión el despoblado medieval de Moratalaz será el escenario para conocer caminería antigua, historia y arquitectura popular. Una parte del término municipal daimieleño poco conocida por su lejanía a la población pero que cuenta con uno de los Bienes de Interés Cultural de Daimiel y el único que amenaza ruina a corto plazo.

"Conocer para conservar"

A través de una amena ruta en tiempo y espacio se podrá disfrutar del paisaje manchego, escenarios de inspiración cervantina, ruinas con mucha historia, antiguas ermitas desaparecidas y un espacio natural desde donde apreciar la llanura manchega.

Conocer estos lugares y su valor cultural es el primer paso para concienciar sobre el valor de nuestro patrimonio arquitectónico y natural. Nuestros pasos nos llevarán a conocer la Venta de Borondo, una de las últimas ventas manchegas en Ciudad Real que se mantiene en pie desde el siglo XVI y conserva la singularidad de estas edificaciones al quedar apartada de las nuevas vías de comunicación, Su larga cronología histórica, el valor de sus sistemas constructivos y la singularidad en su tipología son motivos suficientes para conocer el inmueble in situ antes que su abandono pueda ser testigo mudo de su desaparición.

Desde Arquitectura Popular Manchega os invitamos a disfrutar de una jornada en plena llanura manchega combinando deporte, historia, patrimonio, naturaleza, literatura, un aperitivo manchego y alguna que otra sorpresa en un escenario de inspiración cervantina en pleno siglo XXI.

Fecha: 22 de Mayo de 2016
Lugar y hora de concentración: Estación de Ferrocarril de Daimiel 7:45
Comienzo y hora de la ruta: Casas de Ureña 8:30 ( CM 4124 Almagro-Manzanares km 18,5)
Inscripciones: Hasta el 20 de Mayo en fedadaimiel@gmail.com o 609 758 506 (2€)
Sugerencias y consultas a través del email y teléfono indicado.

Datos técnicos y perfil de la ruta



sábado, 23 de abril de 2016

Cap135 - HISTORIA DE LA ARQUITECTURA POPULAR MANCHEGA III│ "Escenarios cervantinos en #Cervantes400"

Releyendo el breve pero intenso tratado de Miguel Fisac sobre la Arquitectura Popular Manchega (1.985) no encontré mejor prólogo para este post en este día y en este momento.  

Posiblemente rebuscando en su memoria no encontró don Miguel paisaje y arquitectura -de los muchos que había conocido- que fueran para él más anodinos, más antipoéticos, menos proclives a la idealización, que las resecas llanuras manchegas, los caminos polvorientos, las simplicísimas ventas y los fantasmales molinos de viento. Y, acertó. Acertó, sin proponérselo, traspasando el realismo más duro, presentándolo de la forma más cruelmente genial y burlesca, hasta llegar a las cotas más altas del más sublime idealismo. 
Tal vez esta arquitectura y estos paisajes sean para muchas gentes -y también gentes manchegas- ridículos y vulgares: porque hoy esas gentes siguen ancladas en mentalidades propias del siglo XVI.

El 23 de abril de este 2016 se conmemora el IV Centenario de la muerte de Don Miguel de Cervantes y William Shakespeare; una fecha  tradicionalmente aceptada y desde estas líneas nos sumamos a la conmemoración de este Centenario y del día del libro.

El universo cervantino y en especial su hidalgo Don Quijote de La Mancha ha sido referido en incontables ocasiones en relación a la arquitectura, los paisajes y ,en definitiva, a La Mancha que vio Cervantes (tal como refería D. Francisco García Pavón). Desde esta huella digital de la arquitectura popular manchega en el siglo XXI también hemos abordado de manera directa tan descomunal asunto, en otras tantas ocasiones de manera indirecta pero en esencia cada post contiene un escenario anónimo que nos traslada a esos lugares quijotescos de finales del siglo XV y comienzos del XVI.

Si algo hay de cierto en las distintas representaciones artísticas del Quijote y de Miguel de Cervantes es su arquitectura. Más allá del lugar concreto de cada episodio, la arquitectura tradicional de La Mancha ha permanecido -con sus peculiaridades y particularidades concretas- inmutable durante siglos. Esto ha servido para que numerosos periodistas e investigadores siguiesen y sigan los pasos de Miguel de Cervantes y su personaje ficticio a lo largo de "resecas llanuras manchegas, caminos polvorientos, simplicísimas ventas y fantasmales molinos de viento".

La primera serie de animación española no pudo ser ajena a esta aventura y en 1.979 tras un gran trabajo de documentación de estos escenarios manchegos se estrena Don Quijote de La Mancha en televisión española. Más de 3.000 pinturas a la tempera con escenarios manchegos que sirvieron para rodar la serie de animación. Una serie que tantas veces se repuso en la 2 de televisión española en los 90 y que hasta tuve la oportunidad de ver en Primaria en un visionado de la serie más al detalle guiado por mi maestra de lengua. Y lo cierto es que sus escenarios me siguen evocando a paisajes más o menos anónimos de La Mancha y de los sucesivos capítulos de este cuaderno de viaje.




"...vió no lejos del camino por donde iba una venta, que fue como si viera una estrella, que a los portales, si no a los alcázares de su redención, le encaminaba."




"ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o poco más desaforados gigantes con quien pienso hacer batalla, y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer: que esta es buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra. ¿Qué gigantes? dijo Sancho Panza.





"casi como instigados y movidos de un mesmo espíritu, se llegaron a Sancho, y, apeándole del asno, uno dellos entró por la manta de la cama del huésped, y, echándole en ella, alzaron los ojos y vieron que el techo era algo más bajo de lo que habían menester para su obra y determinaron salirse al corral, que tenía por límite el cielo; y allí, puesto Sancho en mitad de la manta, comenzaron a levantarle en alto y a holgarse con él como con perro por carnestolendas"




Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno, bien como quien se engendró en una cárcel, donde toda incomodidad tiene su asiento y donde todo triste ruido hace su habitación?





"Llegada, pues, la hora que le pareció, entró en el pueblo y en casa..."



Y una sintonía tan conocida casi como la propia obra.



"no he de aguardar más tiempo a poner en efecto mi pensamiento pues son muchos los agravios que pienso deshacer, tuertos que enderezar, sinrazones que enmendar, y abusos que mejorar, y deudas que satisfacer"





Bibliografía:
Don Quijote de La Mancha, web oficial de la serie de dibujos animados http://www.quijote.tv/